Música

martes, 18 de febrero de 2014

Aleister Crowley

"All you have to do be yourself, do your will and rejoice" ("Todo lo que tienes que hacer, es ser tu mismo, hacer tu voluntad y te regocijará.")

"La llave de la alegría es la desobediencia"
Su verdadero nombre fue Edwar Alexander, nació en Leamington, Warwickshire, Inglaterra, el día 12 de Octubre de 1875 y murió en Netherwood, Hastings, el día 1 de Diciembre de 1947. Se inició en la Orden Hermética de la Golden Down el 18 de  Noviembre de 1898, tomando el nombre de Perdurabo "perduraré hasta el fin".
Ha sido considerado el Mago más grande del siglo XX, disponía de un profundo saber religioso, científico y astrológico.
Comienza su camino mágico en Cambridge al leer "La cámara Desvelada" de Mathers, en 1896 tiene su primera experiencia de liberación interior  "Descubrí que poseía una capacidad mágica que formaba parte de mí. Fue una experiencia terrible y dolorosa a la vez que me dio la llave del placer y el éxtasis espiritual". 
Los logros de Aleister Crowley son constantes y asegura realizar viajes y entrevistas astrales, materializaciones de elementales, etc. su inmersión en la magia se hacia cada vez más grande.

"La alegría de la vida consiste en el ejercicio de las energías de uno, el crecimiento continuo, el cambio constante, el disfrute de cada nueva experiencia. Para detener medios simplemente para morir. El error eterno de la humanidad es la creación de un ideal alcanzable".


El Tarot de Crowley es una obra original que incluye los últimos descubrimientos de la ciencia moderna, la matemática, la filosofía y la antropología; es decir, reprodujo gráficamente toda su mente mágica sobre el armazón de la antigua tradición Qabalística. Junto con Frieda Harris quien aun carecía de un conocimiento previo del Tarot, poseía en su fuero interno el Espíritu Esencial del Libro, juntos trabajaron y unieron todas sus fuerzas para la gran tarea de preparar las 78 cartas del Libro del Thot. La obra que se había planificada ser realizada en tres meses se alargó hasta cinco años, pintando la misma carta hasta por ocho veces antes de cumplir las meticulosas exigencias de Crowley.